¿Por qué mi tienda online no funciona?

¿Por qué mi tienda online no funciona?

Muchas personas cuando van a montar una tienda online se preguntan cuánto va a costar desarrollarla y mantenerla, pero a veces se olvidan de lo más importante y es cuánto se debe invertir en marketing para poder vender.

La realidad es que la mayoría de ecommerce no consiguen superan su primer año de vida, aun contando con un buen producto, precios competitivos y tecnología adecuada, no consiguen obtener rentabilidad y se ven obligados a cerrar. Los datos muestran como cada año el volumen de negocio del ecommerce crece, sin embargo, ¿dónde están todas esas personas que dicen comprar online?

Lo primero que hay que saber, es que para que una tienda online funcione debe generar mucho tráfico. En una tienda física que te visiten 50 personas al día puede ser mucho, pero en el mundo online eso no es suficiente para vender. El promedio necesario para generar solo una venta es de aproximadamente 100 usuarios (aunque varía en función del tipo de negocio).

Entonces, ¿qué puedes hacer para atraer tráfico y conseguir vender? Es muy fácil, solo debes preguntarte qué hacen esas tiendas que sí tienen éxito. Si pones en Google su nombre, ¿qué aparece? Haz la prueba con cualquiera, lo que verás es que en primer lugar aparece un anuncio de su tienda (inversión en SEM), después aparece orgánicamente (SEO), podrás ver que tienen un perfil en Google My Business, su Twitter, su Facebook, su Instagram… si después de esto te olvidas de ella y te pones a navegar en Internet te aparecerán sus banners (Remarketing). Y esto es solo lo que puedes ver a primera vista, su éxito es el resultado de una estrategia de marketing digital. Por lo tanto, sin una estrategia y sin una inversión mínima en marketing es muy difícil sobrevivir en la jungla online.

Llegados a este punto puede que pienses que tu empresa no puede permitirse hacer este “gasto”, pero eso es porque lo consideras un gasto y no una inversión que te va a dar un retorno. Lo que tu empresa verdaderamente no se puede permitir es continuar no vendiendo.

Como no hay una cuantía estándar de inversión que se pueda aplicar a todos los ecommerce, podemos establecer la regla del 25/75, lo cual quiere decir, que un 25% de esa inversión se destinaría al desarrollo del ecommerce y el 75% sería para realizar acciones de marketing online. Sin embargo, lo que ocurre en la realidad es más bien lo contrario, se dedican muchos recursos económicos para desarrollar la tienda online y poco o casi nada para promocionarla con el triste desenlace que luego se produce.

¿Quieres comenzar a vender? Ponte en contacto con nosotros, te hacemos un presupuesto personalizado sin ningún tipo de compromiso y decide si quieres intentarlo.

Escribe un comentario

Enter your keyword